top of page
  • Foto del escritorEsperanza Duarte

Carta a mi futuro compañero (Parte II)


Sabes muy bien que no soy como las demás,

y que a pesar de ser una romántica empedernida no soy cursi.

Es por eso que antes de un “Te adoro” o un “No puedo vivir sin ti”,

prefiero que me digas que no soy indispensable en tu vida,

que no me necesitas para respirar.

Pero que aun así quieres estar conmigo,

que quieres compartir conmigo el resto de tu vida.

Que no te importa que no sea la mujer más hermosa del mundo,

porque sabes que ninguna otra mujer te hará sentir como lo hago yo;

aunque haya millones de mujeres en el planeta no conseguirás otra igual,

mejor o peor pero nunca igual.


Sé que no soy perfecta,

pero en medio de mis defectos y manías

quiero que te sientas amado.


Y aunque tampoco pueda amar eternamente

o de la manera correcta, quiero aprender a amar contigo.


Te propongo que vivíamos un día a la vez, minuto a minuto,

ya que solo tenemos el presente.

Te propongo intentarlo,

luchar cada instante para que funcione.


¿Lo intentamos?


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Polos opuestos

Tu tan vainilla y yo tan chocolate. Tu tan a la derecha y yo tan a la izquierda. Tu tan día y yo tan noche. Tan opuestos, pero a la misma vez tan atraídos el uno al otro.

Morada

No quería estarlo, Me negaba a estarlo, Pero cualquier intento de negación Era en vano, era tarde... Me sentía como en el medio de alta mar, en un bote. Gritando auxilio pero no había islas cercanas,

Improvisando

Como caminar en una senda desconocida. Con una brújula en la mano. Con la esperanza de poder llegar al norte sana y salva. Sin saber cuanto me falta por recorrer. A cuantos días y cuantas noches estar

Commentaires


bottom of page