top of page
  • Foto del escritorEsperanza Duarte

Historias y cosas que pasan

- Él no me quiere. Todo lo que me ha dicho y lo que me demostraba con sus actitudes es mentira – Pensé


Me molestaba el simple hecho de pensar esa idea. Me sentía una ilusa. Quizás solo confundí las señales o quizás si estaba en lo cierto, pero él no fue capaz de luchar por mí, no me quiso lo suficiente como para luchar.


En medio de mi decepción, -pensé- que yo no soy muy distinta a él, y que el hecho de que no luchara por mi, como yo quise o me habría gustado que luchara, no quiere decir que no sintió algo por mi o que me quiso a su manera.


Yo tampoco hice nada para luchar por él, ni demostrarle claramente lo que sentía.

No nos merecemos.


Y si, quizás fuimos solo dos cobardes que no se atrevieron a luchar por lo que sentían, si es que de verdad sentimos algo.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Polos opuestos

Tu tan vainilla y yo tan chocolate. Tu tan a la derecha y yo tan a la izquierda. Tu tan día y yo tan noche. Tan opuestos, pero a la misma vez tan atraídos el uno al otro.

Morada

No quería estarlo, Me negaba a estarlo, Pero cualquier intento de negación Era en vano, era tarde... Me sentía como en el medio de alta mar, en un bote. Gritando auxilio pero no había islas cercanas,

Improvisando

Como caminar en una senda desconocida. Con una brújula en la mano. Con la esperanza de poder llegar al norte sana y salva. Sin saber cuanto me falta por recorrer. A cuantos días y cuantas noches estar

Kommentare


bottom of page