top of page
  • Foto del escritorEsperanza Duarte

La vida es como un juego de tetris

No podemos impedir que los ladrillos caigan, pero si podemos escoger en el ángulo en el que estos irán cayendo.


Cuando logras ordenar en línea recta todos los bloques que van cayendo logras ganar puntos, y a la vez despejas y obtienes más espacio para ir encajando nuevas piezas.


Debemos ir encajando “piezas” de la forma correcta para que no se llene totalmente el espacio y perdamos el juego.


Algunas veces cuando no supiste encajar las piezas y justo cuando ya está casi lleno vuelves a empezar, pues así muchas veces es la vida.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Polos opuestos

Tu tan vainilla y yo tan chocolate. Tu tan a la derecha y yo tan a la izquierda. Tu tan día y yo tan noche. Tan opuestos, pero a la misma vez tan atraídos el uno al otro.

Morada

No quería estarlo, Me negaba a estarlo, Pero cualquier intento de negación Era en vano, era tarde... Me sentía como en el medio de alta mar, en un bote. Gritando auxilio pero no había islas cercanas,

Improvisando

Como caminar en una senda desconocida. Con una brújula en la mano. Con la esperanza de poder llegar al norte sana y salva. Sin saber cuanto me falta por recorrer. A cuantos días y cuantas noches estar

Comments


bottom of page