top of page
  • Foto del escritorEsperanza Duarte

¡No seas masoquista!

¡No seas masoquista! no te eches sal en la herida, tú muy bien sabes que duele, entonces ¿Qué sentido tiene querer abrir la herida? ¿Quieres sangrar otra vez? ¿Acaso el dolor te hace sentir placer?


Deja de pensar en los besos que un día te dieron con tanta pasión y que ahora no te los volverán a dar, o deja martirizarte por los besos que siempre quisiste darle, pero nunca fue posible. Te sentías tan bien estando en sus brazos pero ahora no te volverá a abrazar porque todo ha acabado o tal vez siempre deseaste estar entre sus brazos, sea cual sea tu situación lo mejor es dejar de revivir el PASADO a cada momento.


Deja de reprocharte por lo que pudo haber sido, si las cosas sucedieron de esa manera fue por alguna razón.


¡Ok! Pudo haber sido diferente pero no lo fue. Es hora de asumir la realidad con madures. Nadie puede retroceder el tiempo ni cambiar el pasado, pero déjame decirte que tienes una tremenda oportunidad justo ahorita, en tu presente tienes la oportunidad de pensar mejor antes de actuar. Además de tener la expectativa de que en el futuro las cosas podrán cambiar y todo podrá ser diferente. Dale a tu corazón y a tus heridas un respiro.


Deja que tus heridas cicatricen y convierte esos amargos recuerdos, en simples recordatorios de que a pesar de que no siempre se toman ni las decisiones ni el camino correcto, existe la oportunidad de comenzar de nuevo.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Polos opuestos

Tu tan vainilla y yo tan chocolate. Tu tan a la derecha y yo tan a la izquierda. Tu tan día y yo tan noche. Tan opuestos, pero a la misma vez tan atraídos el uno al otro.

Morada

No quería estarlo, Me negaba a estarlo, Pero cualquier intento de negación Era en vano, era tarde... Me sentía como en el medio de alta mar, en un bote. Gritando auxilio pero no había islas cercanas,

Improvisando

Como caminar en una senda desconocida. Con una brújula en la mano. Con la esperanza de poder llegar al norte sana y salva. Sin saber cuanto me falta por recorrer. A cuantos días y cuantas noches estar

Commentaires


bottom of page